Ortodoncia

¿En qué consiste la ortodoncia?

En su acepción más simple, la ortodoncia es la especialidad dental que se encarga de corregir la posición defectuosa de los dientes y las anomalías de sus correspondientes huesos.¿Por que se producen estos defectos?Existen varias causas responsables de estos defectos, pero las más frecuentes son las cinco siguientes:


- La influencia de la herencia familiar de defectos parecidos.
- El moderno consumo de alimentos blandos, que merma el tamaño de los huesos para albergar toda la dentadura.
- El hábito prolongado de chuparse el dedo o usar el chupete, que produce un avance perjudicial de la dentadura superior.
- La pérdida prematura de dientes y muelas de leche, por abuso de dulces que complica la aparición de la dentadura definitiva.
- La mala respiración por la nariz, por inflamación de amígdalas y vegetaciones o por alergias nasales que empeore el desarrollo normal de la dentadura y sus huesos correspondientes.
- Ciertas enfermedades periodontales tienden a movilizar los dientes y colocarlos mal.

Tipos de problemas en ortodoncia: Normoclusión y Maloclusión.

Normoclusión:
Para que la boca tenga y mantenga una buena salud, una estética agradable y un buen funcionamiento durante toda la vida, la oclusión debe tener unas normas muy definidas y estrictas; los dientes no deben hacer contacto de una forma arbitraria. La arcada superior, es decir el maxilar, debe cubrir a la inferior, que es la mandíbula, como una tapa abarca a su caja, y todos los dientes superiores e inferiores deben encajar y contactar los unos con los otros (como si fuesen los dientes de una cremallera).

Maloclusión:
Cuando los dientes y los maxilares no están correctamente colocados hay una maloclusión. Tipos de maloclusiones según las tres dimensiones del espacio:

Problemas anteroposteriores:
- Clase I: existe una desproporción entre el tamaño dentario y el de los maxilares. Sin embargo la relación entre el maxilar superior y la mandíbula es buena. No suele tener repercusión en la cara (estética facial).
- Clase II (división 1ª y 2ª): son aquellos casos en los que el maxilar y los dientes superiores están excesivamente adelantados con respecto a los inferiores. En la clase II/1ª, todos los incisivos superiores están adelantados, dando la impresión de que se salen de la boca y dejando que el labio inferior se introduzca detrás de ellos. El mentón suele ser pequeño y estar retraído. En la clase II/2ª, algunos incisivos (generalmente los centrales), están inclinados hacia atrás.
- Clase III: en este tipo de maloclusión, que generalmente es hereditaria, los dientes inferiores, junto con la mandíbula, están mucho más adelantados que los superiores, provocando una mordida invertida. La cara, en este tipo de maloclusiones, se caracteriza por tener un mentón prominente y grande, lo que confiere unas facciones duras.

Problemas transversales:
- Mordida cruzada (unilateral o bilateral): en este caso el maxilar superior es más estrecho que la mandíbula en uno o en ambos lados y las muelas superiores se sitúan por dentro de las inferiores. Esto puede producir una desviación del mentón hacia el lado de la maloclusión
- Mordida en tijera: cuando la desproporción entre el maxilar superior y la mandíbula es excesivamente grande y las caras triturantes de los dientes superiores e inferiores no llegan a contactar se dice que hay una mordida en tijera (los dientes cortan pero no trituran).

Problemas verticales:
- Sobremordida: los dientes superiores cubren en exceso a los dientes inferiores. Puede coexistir con cualquiera de las maloclusiones anteriores. La cara que corresponde a este tipo de problema es corta, con los labios finos y hundidos respecto a la nariz y el mentón.
- Mordida abierta: en este tipo de maloclusión hay algunas piezas dentarias superiores que no contactan con las inferiores, lo que hace que estén alteradas tanto la masticación como la deglución. Suelen corresponder a patrones de cara larga y estrecha.

¿Cuáles son los beneficios de la Ortodoncia?

Un tratamiento de ortodoncia, correctamente ejecutado, consigue el oportuno alineamiento de los dientes y normaliza la posición y tamaño del maxilar y la mandíbula. De esta manera, los dientes pueden encajar bien entre ellos, procurando la completa masticación de la comida. Al funcionar bien, los dientes no se estropean y se mantienen saludables, lo que asegura una larga vida a la dentadura. Además, unos dientes derechos mejoran la sonrisa por tanto la estética.¿En qué consiste el tratamiento de la ortodoncia?. Existen varias modalidades de tratamiento, según el problema a corregir y la edad del p

aciente:

1.  El tratamiento PREVENTIVO persigue la eliminación de los hábitos deformantes infantiles, generalmente en la dentición temporal (de 3 a 6 años).
2.  El tratamiento INTERCEPTIVO está orientado a facilitar la salida normal de los dientes definitivos y mejorar el tamaño y posición de los huesos maxilares, generalmente cuando se inicia el recambio de los dientes de leche por los definitivos (de 7 a 11 años).
3.  El tratamiento CORRECTIVO es el indicado cuando ya han salido los dientes definitivos (de 12 a 15 años).


¿Cuál es la edad adecuada para el tratamiento de ortodoncia?

Los defectos en la posición de la dentadura y sus huesos correspondientes pueden comenzar a manifestarse a temprana edad, generalmente cuando el niño va perdiendo los dientes de leche y son sustituidos poco a poco por los dientes definitivos. Este es el momento ideal para solicitar consejo del dentista. Durante el periodo que abarca la niñez y la adolescencia, de los 6 a los 14 años, es cuando la mayoría de pacientes reciben el tratamiento de ortodoncia, en función de la salida de los dientes y muelas permanentes y el crecimiento del maxilar y la mandíbula, cuyos manifiestos defectos requieren de una corrección inmediata. Sin embargo, hay defectos leves y pasajeros en los que el profesional experimentado no debe precipitarse, pues existe la posibilidad de una corrección espontánea. En definitiva, es necesario depositar la confianza en un profesional, quien en base a su experiencia clínica y criterio ético debe decidir la edad más adecuada para iniciar un tratamiento de ortodoncia en caso de que sea necesario.


¿Es posible la ortodoncia en pacientes adultos?

El tratamiento de paciento adultos no sólo es posible sino que, en muchos casos, es necesario para corregir el progresivo deterioro de la dentadura y alargar su deseable existencia. Existe en la actualidad una demanda creciente de individuos adultos que solicitan tratamiento de ortodoncia, que no fue realizado a su debido tiempo. Sin embargo, el tratamiento de ortodoncia en pacientes adultos es más delicado y tiene ciertas limitaciones. Para la aceptación del tratamiento en esta clase de pacientes, existen modernos aparatos correctores de excelente apariencia estética, tolerancia y comodidad.¿Es caro el tratamiento de ortodoncia?Más que caro, el tratamiento de ortodoncia es costoso si se tiene en cuenta la severidad del problema a resolver, la atención profesional constante y continua, la cantidad y calidad de los aparatos y su prolongada duración. Todos estos factores determinan el coste final que varia en cada caso.

Para hacerlo más asequible, su coste se abona de forma periódica y fraccionada a lo largo del periodo del tratamiento